Historia

Química Ariston Ecuador

1930 La empresa Klinge Pharma fue fundada en la ciudad de Berlín por los abuelos del Sr. Roberto Hahn Klinge.

Luego de la Segunda Guerra Mundial se trasladó a la ciudad de Munich para ocupar un sitial muy importante entre  las empresas farmacéuticas de ese país, gracias a su producto Venostasin.

1940 En la República Argentina fue fundada la primera Química Ariston por  La Sra. Annaelisa Klinge, hija del fundador de Klinge Pharma, y su esposo, el Dr. Alfredo Hahn.

Gracias al éxito obtenido el Dr. Hahn comienza a abrir filiales de ésta en otros países como Uruguay, Brasil y Colombia con plantas propias en cada una de ellas.

1969 El Dr. Alfredo Hahn fallece, sus tres hijos se hacen cargo de estas empresas.

1972
En Ecuador  el Sr. Rodolfo Hahn abre una importadora de productos farmacéuticos elaborados en Química Ariston Colombia.

1975 La importadora cesa de sus actividades.

1978 El Sr. Roberto Hahn llega al Ecuador para reabrir la compañía, mediante un contrato de fabricación con una empresa ecuatoriana para elaborar los productos localmente.

1985 Química Ariston abre su propia planta farmacéutica, aumentando de forma inmediata sus ventas y lógicamente el posicionamiento de más productos en el mercado.

1990
Se amplió las instalaciones físicas al doble, incorporando nuevas maquinarias y equipos para la producción y control de calidad, logrando tener una cobertura muy importante.

2002 Renovación de  las instalaciones, conforme los requerimientos más exigentes para la elaboración de sus productos.

En la actualidad

Química Ariston es una empresa que está en permanente desarrollo.

Para mantenernos como “El mejor aliado del Médico”, día a día debemos preguntarnos ¿cómo servirle mejor?, para poner a su disposición medicamentos de calidad, seguros y eficaces que a la vez realcen el prestigio del profesional y salven vidas.

Para lograrlo tenemos una amplia cobertura en visita médica, atendemos de manera personalizada a nuestro panel de médicos y clientes, interactuamos con ellos y de esta manera conocemos sus necesidades a corto y largo plazo y una vez que nos enteramos de sus necesidades, la combinamos con nuestra experiencia y procuramos no solamente ofrecerle una solución inmediata sino de manera proactiva cubrir también las expectativas a largo plazo.