Buscar medicamento:
 
Presentaciones
Comprimidos recubiertos 500 mg: Caja por 10.
Polvo para suspensión oral 250 mg/5mL: Frasco por 50 mL sabor a frutas tropicales

Antibiótico macrólido

COMPOSICIÓN: Cada COMPRIMIDO RECUBIERTO de 500 mg contiene 500 mg de Claritromicina.

POLVO PARA SUSPENSIÓN: cada 5 mL de suspensión contienen 250 mg de Claritromicina base
Claritromicina es un macrólido derivado de la Eritromicina.

USOS Y ADMINISTRACIÓN: Se administra en el tratamiento de infecciones del tracto respiratorio incluyendo otitis media y en infecciones de piel y tejidos blandos, y para la profilaxis y tratamiento de infecciones por micobacterias oportunistas. Es utilizada como alternativa a la penicilina para la profilaxis de endocarditis. Claritromicina se administra para erradicar Helicobacter pylori en regímenes de tratamiento para úlcera péptica. Se ha utilizado en infecciones por protozoarios incluyendo toxoplasmosis. Claritromicina se administra por vía oral o por infusión intravenosa. La dosis usual para adultos es de 250 mg dos veces al día por vía oral, pudiendo incrementarse a 500 mg dos veces al día si es necesario en infecciones severas, por un período de 7 a 14 días.
A los niños se debe administrar una dosis de 7.5 mg/kg de peso corporal dos veces al día por 5 a 10 días.
Para infección diseminada debida a Mycobacterium avium complex, se debe administrar Claritromicina en dosis de 500 mg dos veces al día por vía oral con otros antimicobacteriales. Para la erradicación de H. Pylori asociado con úlcera péptica, se administra usualmente 500 mg de Claritromicina con otros antibacterianos y ya sea con un inhibidor de la bomba de protones o un antagonista de los receptores H2 de histamina por 7 a 14 días.
En pacientes con severa alteración renal (aclaramiento de creatinina menor a 30 mL por minuto), la dosis puede reducirse a la mitad.

EFECTOS ADVERSOS Y PRECAUCIONES: alteraciones en el sabor, estomatitis, glositis y decoloración de los dientes reversible con limpieza. Se requiere precaución en pacientes con alteraciones en las funciones renal o hepática y debe reducirse la dosis en aquellos con severo daño renal. No debería utilizarse durante el embarazo y lactancia.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad conocida a macrólidos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS: Consulte a su médico si está tomando antiretrovirales, cimetidina u omeprazol, rifabutin o fluoxetina.